Jesús y la ira – El sermón del monte

¡La Biblia dice que ningún asesino entrará en el reino de los cielos!  
Tenemos un gran problema que no podemos resolver esforzándonos más.  Jesús fue a la cruz para pagar por el pecado de los pecadores perdidos como usted y yo.  Podemos confesar y arrepentirnos de nuestro pecado y confiar por fe en el sacrificio de Cristo por nuestro pecado.

Enseñanza a través de libros de la Biblia  –  El sermón del monte 

Jesús y la ira

Mateo 5:21-26

Oísteis que fué dicho á los antiguos: No matarás; mas cualquiera que matare, será culpado del juicio.

Mas yo os digo, que cualquiera que se enojare locamente con su hermano, será culpado del juicio; y cualquiera que dijere á su hermano, Raca, será culpado del concejo; y cualquiera que dijere, Fatuo, será culpado del infierno del fuego.

Por tanto, si trajeres tu presente al altar, y allí te acordares de que tu hermano tiene algo contra ti,

Deja allí tu presente delante del altar, y vete, vuelve primero en amistad con tu hermano, y entonces ven y ofrece tu presente.

Concíliate con tu adversario presto, entre tanto que estás con él en el camino; porque no acontezca que el adversario te entregue al juez, y el juez te entregue al alguacil, y seas echado en prisión.

De cierto te digo, que no saldrás de allí, hasta que pagues el último cuadrante. 

Algunos versículos para considerar:

Génesis 27:41:  Y aborreció Esaú á Jacob por la bendición con que le había bendecido, y dijo en su corazón: Llegarán los días del luto de mi padre, y yo mataré á Jacob mi hermano.

Éxodo 20:13:  No matarás.

Levítico 19:16-18: No andarás chismeando en tus pueblos. No te pondrás contra la sangre de tu prójimo: Yo JEHOVÁ.  No aborrecerás á tu hermano en tu corazón: ingenuamente reprenderás á tu prójimo, y no consentirás sobre él pecado.  No te vengarás, ni guardarás rencor á los hijos de tu pueblo: mas amarás á tu prójimo como á ti mismo: Yo JEHOVÁ. 

2 Samuel 13:22: Mas Absalom no habló con Amnón ni malo ni bueno, bien que Absalom aborrecía á Amnón, porque había forzado á Thamar su hermana.

Proverbios 26:25: Cuando hablare amigablemente, no le creas; Porque siete abominaciones hay en su corazón.

Marcos 6:19: Mas Herodías le acechaba, y deseaba matarle, y no podía:

Hechos 23:12:  Y venido el día, algunos de los Judíos se juntaron, é hicieron voto bajo de maldición, diciendo que ni comerían ni beberían hasta que hubiesen muerto á Pablo.

1 Juan 3:15:  Cualquiera que aborrece á su hermano, es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permaneciente en sí.

Todos somos pecadores culpables.  Si en algún momento de nuestro tiempo aquí en la tierra tuvimos un pensamiento cruel hacia alguien, es solo una de las muchas pruebas que demuestran que no somos buenos por naturaleza, sino que somos parte de la raza humana culpable.  

¡La Biblia dice que ningún asesino entrará en el reino de los cielos!  

Tenemos un gran problema que no podemos resolver esforzándonos más.  Jesús fue a la cruz para pagar por el pecado de los pecadores perdidos como usted y yo.  Podemos confesar y arrepentirnos de nuestro pecado y confiar por fe en el sacrificio de Cristo por nuestro pecado.

Programa del Podcast:
  • Domingo – Enseñanza a través de libros de la Biblia.
  • Miércoles – Cómo reconocer una iglesia bíblica: Un estudio de la doctrina cristiana

Todos los versos usados ​​hoy son de la versión Reina Valera 1909

Contáctenos con cualquier comentario, consulta o pregunta:

º Enlace para enviar correo de voz:

            https://anchor.fm/profundizar/message

º  Cualquier consulta o pregunta, por favor que me mande:

              profundizandoenlapalabra@gmail.com

 

La muerte sustitutiva de Jesús para ofrecer salvación

Creemos que el sufrimiento y muerte de Jesucristo fue en sustitución de toda la humanidad y es eficaz solamente para aquellos que creen (Isaías 53:6; Hebreos 2:9; 1 Pedro 2:24; 1 Pedro 3:18; 2 Pedro 3:9; 1 Juan 2:2).

Cómo reconocer una iglesia bíblica: Un estudio de la doctrina cristiana

La muerte sustitutiva de Jesús para ofrecer salvación

Creemos que el sufrimiento y muerte de Jesucristo fue en sustitución de toda la humanidad y es eficaz solamente para aquellos que creen (Isaías 53:6; Hebreos 2:9; 1 Pedro 2:24; 1 Pedro 3:18; 2 Pedro 3:9; 1 Juan 2:2).

En Cristo tenemos redención 

Mateo 20:28:   Como el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Romanos 3:24: Siendo justificados gratuitamente por su gracia por la redención que es en Cristo Jesús;

1 Corintios 1:30: Mas de él sois vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, y justificación, y santificación, y redención:

Gálatas 3:13: Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición; (porque está escrito: Maldito cualquiera que es colgado en madero:)

Colosenses 1:14: En el cual tenemos redención por su sangre, la remisión de pecados:

Tito 2:14: Que se dió á sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad, y limpiar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. 

Hebreos 9:12: Y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, mas por su propia sangre, entró una sola vez en el santuario, habiendo obtenido eterna redención.

Jesús tomó nuestro castigo por el pecado al ser nuestro sustituto

Salmos 69:9: Porque me consumió el celo de tu casa; Y los denuestos de los que te vituperaban, cayeron sobre mí.

Isaías 53:5: Mas él herido fué por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: el castigo de nuestra paz sobre él; y por su llaga fuimos nosotros curados.

2 Corintios 5:21: Al que no conoció pecado, hizo pecado por nosotros, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. 

Hebreos 2:9: Empero vemos coronado de gloria y de honra, por el padecimiento de muerte, á aquel Jesús que es hecho un poco menor que los ángeles, para que por gracia de Dios gustase la muerte por todos. 

Hebreos 9:28: Así también Cristo fué ofrecido una vez para agotar los pecados de muchos; y la segunda vez, sin pecado, será visto de los que le esperan para salud. 

La salvación está disponible y se ofrece a todas las personas a través de la fe en la muerte sustitutiva de Jesús en la cruz.

Hechos 2:21: Y será que todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Romanos 5:18: Así que, de la manera que por un delito vino la culpa á todos los hombres para condenación, así por una justicia vino la gracia á todos los hombres para justificación de vida.

Romanos 10:13: Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

1 Timoteo 2:4: El cual quiere que todos los hombres sean salvos, y que vengan al conocimiento de la verdad.

Tito 2:11-12: Porque la gracia de Dios que trae salvación á todos los hombres, se manifestó.  Enseñándonos que, renunciando á la impiedad y á los deseos mundanos, vivamos en este siglo templada, y justa, y píamente,

2 Pedro 3:9: El Señor no tarda su promesa, como algunos la tienen por tardanza; sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

Programa del Podcast:
  • Domingo – Enseñanza a través de libros de la Biblia – el sermón del monte 
  • Miércoles – Cómo reconocer una iglesia bíblica: Un estudio de la doctrina cristiana
Contáctenos con cualquier comentario, consulta o pregunta:

º Enlace para enviar correo de voz:  https://anchor.fm/profundizar/message

º  Cualquier consulta o pregunta, por favor que me mande:  profundizandoenlapalabra@gmail.com

La sangre de Cristo

La sangre de Cristo nunca fue destinada a ser utilizada como protección espiritual o como amuleto de la buena suerte para protegerse de los demonios.  El propósito de la sangre de Cristo es pagar y cubrir nuestros pecados.

La sangre de Cristo 

Hoy hay mucha enseñanza sobre la sangre de Cristo que está fuera del propósito de por qué Jesús derramó su sangre.  La sangre de Cristo nunca fue destinada a ser utilizada como protección espiritual o como amuleto de la buena suerte para protegerse de los demonios.  El propósito de la sangre de Cristo es pagar y cubrir nuestros pecados.  Si queremos protección espiritual, primero debemos comenzar una relación personal con Cristo arrepintiéndonos de nuestros pecados y confiando solo en Jesús para salvarnos.  Luego, después de la salvación buscamos el bautismo bíblico y la membresía en una de las iglesias del Señor y nos ponemos la armadura de Dios que encontramos en el capítulo 6 de Efesios. 

En fin, hermanos míos, sed fuertes en el Señor, y en el poder de su fortaleza.

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

Porque no solamente tenemos lucha con sangre y carne; sino con principados, con potestades, con los gobernadores de las tinieblas de este siglo, con malicias espirituales en lugares altos.

Por tanto tomád toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y superado todo, estar en pie.

Estád pues firmes, ceñidos los lomos de verdad; y vestidos de coraza de justicia;

Y calzados los pies con la preparación del evangelio de paz:

Sobre todo, tomando el escudo de la fe, con el cual podréis apagar todos los dardos encendidos del maligno.

Y el yelmo de salud tomád, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios:

Orando en todo tiempo con toda oración y ruego en el Espíritu, y velando para ello con toda instancia y suplicación por todos los santos;

Y por mí, que me sea dada palabra con abrimiento de mi boca con confianza, para hacer notorio el misterio del evangelio:

Por el cual soy embajador en cadenas: para que en ellas hable osadamente, como debo hablar.”

Efesios 6.10-20

Veamos algunos versículos que nos hablan de la sangre de Cristo:

Mateo 26.28

”Porque esta es mi sangre del nuevo testamento, la cual es derramada por muchos para remisión de los pecados.

 

Juan 6.56

”El que come mi carne, y bebe mi sangre, en mí mora, y yo en él.”

 

Juan 19.34

”Empero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y luego salió sangre y agua.”

 

Hechos 20.28

”Por tanto mirád por vosotros, y por todo el rebaño sobre el que el Espíritu Santo os ha puesto por sobreveedores, para apacentar la iglesia de Dios, la cual él ganó con su propia sangre.”

 

Romanos 5.9

”Luego mucho más, ahora justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira.”

 

Colosenses 1.20

”Y que por él reconciliase todas las cosas a sí, habiendo hecho la paz por la sangre de su cruz, por él, digo, así las que están en la tierra, como las que están en los cielos.”

 

Hebreos 9.14

”¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual por el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, purgará vuestras conciencias de las obras muertas para que deis culto al Dios vivo?”

 

1 Pedro 1.18,19

”Sabiendo que habéis sido rescatados de vuestra vana conversación, (la cual recibisteis de vuestros padres,) no con cosas corruptibles, como oro o plata;  Mas con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha, y sin contaminación:”

 

1 Juan 1.7

”Mas si andamos en la luz, como él está en la luz, tenemos comunión los unos con los otros, y la sangre de Jesu Cristo su Hijo nos limpia de todo pecado.”

 

Apocalipsis 1.5

”Y de Jesu Cristo; que es el testigo fiel, el primogénito de entre los muertos, y el príncipe de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados en su misma sangre,”

 

Apocalipsis 5.9

”Y cantaban una nueva canción, diciendo: Digno eres de tomar el libro, y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y nos has redimido para Dios con tu sangre, de todo linaje, y lengua, y pueblo, y nación:”

 

Apocalipsis 7.14

”Y yo le dije: Señor, tú lo sabes. Y él me dijo: Estos son los que han venido de grande tribulación, y han lavado sus luengas ropas, y las han blanqueado en la sangre del Cordero:”

 

Apocalipsis 12.11

”Y ellos le han vencido por causa de la sangre del Cordero, y por la palabra de su testimonio; y no han amado sus vidas hasta la muerte.”

¿Qué podemos aprender?
  • Podemos aprender que la sangre de Jesús se refiere a todo el sacrificio de Jesús en la cruz y nada más.
  • Podemos aprender que como creyentes, no dependemos de la buena suerte, pociones o amuletos o cualquier otra cosa creada para mantenernos a salvo de cualquier daño. 
  • Podemos aprender que solo hay salvación a través de la sangre de Jesús.  

Todos los versos usados ​​hoy son de la versión Reina Valera 1865

 

Efesios 3.20-21 – La abundancia de mi Dios

“Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres,
nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,
el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,
para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.”
Tito 3.4-7

La abundancia de mi Dios 

Su poder es abundante 

“Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros,

a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.”

Efesios 3.20-21

Su sabiduría es abundante 

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.”

Santiago 1.5

Su provision es abundante 

Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.”

Filipenses 4.19

Su redención es abundante 

“Espere Israel a Jehová,

Porque en Jehová hay misericordia,

Y abundante redención con él;

Y él redimirá a Israel

De todos sus pecados.” 

Salmo 130.7-8

Su gracia es abundante 

“Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.”

Hechos 4.33

“Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús.”

1 Timoteo 1.14

Su misericordia es abundante 

“Mas yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa;

Adoraré hacia tu santo templo en tu temor.”

Salmo 5.7

 

Su bendición es abundante 

“Y te hará Jehová tu Dios abundar en toda obra de tus manos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, para bien; porque Jehová volverá a gozarse sobre ti para bien, de la manera que se gozó sobre tus padres,

cuando obedecieres a la voz de Jehová tu Dios, para guardar sus mandamientos y sus estatutos escritos en este libro de la ley; cuando te convirtieres a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma.”

Deuteronomio 30.9-10

Su bondad es abundante 

“Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres,

nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,

el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador,

para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.”

Tito 3.4-7

La entrada en el reino de Dios es abundante 

Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.”

2 Pedro 1.11

La vida que nos ofrece es abundante 

“El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.”

Juan 10.10-11