Reflexiones Diarias de la Palabra de Dios durante la Cuarentena Obligatoria en Argentina

Cada día de la cuarentena hemos estado enviando un pensamiento diario de la Palabra de Dios para alentarlos a todos. Oramos para que durante estos tiempos difíciles, muchos se acerquen más al Señor y a sus familias. Es nuestro mayor deseo ser una bendición al compartir promesas edificantes de la Palabra de Dios.

Si nunca ha comenzado una relación con Dios a través de Jesucristo, haga clic aquí:

Un mensaje para cada día de la cuarentena:

Lucas 17.11-19 Reina Valera 1865

1. Lucas 17.11-19

20/3/2020

Lucas 17.11-19
Proverbios 3.1-10 Reina Valera 1865

2. Proverbios 3.1-10

21/3/2020

Proverbios 3.1-10
Job 19.20-27 Reina Valera 1865

3. Job 19.20-27

22/3/2020

Job 19.20-27
Apocalipsis 21.3-8 Reina Valera 1960

4. Apocalipsis 21.3-8

23/3/2020

Apocalipsis 21.3-8
Proverbios 24.17 Reina Valera 1865

5. Proverbios 24.17

24/3/2020

Proverbios 24.17

6. Mateo 26.1-30

25/3/2020

Salmo 139.1-10 Reina Valera 1865

7. Salmo 139.1-10

26/3/2020

Salmo 139.1-10
Es muy interesante cuántas veces aparecen en Eclesiastés las frases “vanidad” y “debajo del sol”. Ecesiastés 4.10 Reina Valera 1865

8. Ecesiastés 4.10

27/3/2020

Ecesiastés 4.10
Salmo 92.1-2 Reina Valera 1865

9. Salmo 92.1-2

28/3/2020

Salmo 92.1-2
Génesis 1.31 Reina Valera 1865

10. Génesis 1.31

29/3/2020

Génesis 1.31
Proverbios 30.5-6 Reina Valera 1865

11. Proverbios 30.5-6

30/3/2020

Proverbios 30.5-6
Efesios 6.10-20 Reina Valera 1865

12. Efesios 6.10-20

31/3/2020

Efesios 6.10-20


13. Mateo 26.31-46

1/4/2020

31 ¶ Entonces Jesús les dice: Todos vosotros seréis escandalizados en mí esta noche; porque escrito está: Heriré al pastor, y se descarriarán las ovejas de la manada.

32 Mas después que haya resucitado, iré delante de vosotros a Galilea.

33 Y respondiendo Pedro, le dijo: Aunque todos sean escandalizados en ti, yo nunca seré escandalizado.

34 Jesús le dice: De cierto te digo, que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces.

35 Dícele Pedro: Aunque me sea menester morir contigo, no te negaré. Y todos los discípulos dijeron lo mismo.

36 ¶ Entonces llegó Jesús con ellos al huerto, que se llama Getsemaní, y dice a sus discípulos: Sentáos aquí, hasta que vaya allí, y ore.

37 Y tomando a Pedro, y a los dos hijos de Zebedeo, comenzó a entristecerse, y a angustiarse en gran manera.

38 Entonces Jesús les dice: Mi alma está muy triste hasta la muerte: quedáos aquí, y velád conmigo.

39 Y yéndose un poco más adelante, se postró sobre su rostro, orando, y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa: empero no como yo quiero, mas como tú.

40 Y vino a sus discípulos, y los halló durmiendo; y dijo a Pedro: ¡Qué! ¿No habéis podido velar conmigo una hora?

41 Velád y orád, para que no entréis en tentación: el espíritu a la verdad está presto, mas la carne enferma.

42 Otra vez, fue segunda vez, y oró, diciendo: Padre mío, si no puede esta copa pasar de mí sin que yo la beba, hágase tu voluntad.

43 Y vino, y los halló otra vez durmiendo; porque los ojos de ellos eran agravados.

44 Y dejándolos, fue otra vez, y oró tercera vez, diciendo las mismas palabras.

45 Entonces vino a sus discípulos, y les dice: Dormíd ya, y descansád: he aquí, ha llegado la hora, y el Hijo del hombre es entregado en manos de pecadores.

46 Levantáos, vamos: he aquí, ha llegado el que me entrega.

1 Samuel 2.9 Reina Valera 1865

14. 1 Samuel 2.9

2/4/2020

1 Samuel 2.9
Jeremías 9.23-24 Reina Valera 1865

15. Jeremías 9.23-24

3/4/2020

Jeremías 9.23-24
Salmo 36 Reina Valera 1865

16. Salmo 36

4/4/2020

Salmo 36

17. Proverbios 1.7-19

5/4/2020

Proverbios 1.7-19
Lucas 18.1-7 Reina Valera 1865

18. Lucas 18.1-7

6/4/2020

Lucas 18.1-7
Lucas 18.31-34 Reina Valera 1865

19. Lucas 18.31-34

7/4/2020

Lucas 18.31-34

20. Mateo 26.47-75

8/4/2020

1 Timoteo 2.3-7 Reina Valera 1865

21. 1 Timoteo 2.3-7

9/4/2020

1 Timoteo 2.3-7
Hebreos 9.23-28 Reina Valera 1960

22. Hebreos 9.23-28

10/4/2020

Hebreos 9.23-28
Juan 1.12, 29 Reina Valera 1960
Juan 5.24 Reina Valera 1960
Hebreos 2.9 Reina Valera 1960

23. Hebreos 2.9

11/4/2020

Hebreos 2.9
Génesis 8

24. Génesis 8

12/4/2020

Génesis 8
Lamentaciones 3 Reina Valera 1865

25. Lamentaciones 3

13/4/2020

Lamentaciones 3
2 Corintios 1.24 Reina Valera 1865

26. 2 Corintios 1.24

14/4/2020

2 Corintios 1.24
Mateo 27.1-10 Reina Valera 1909

27. Mateo 27.1-10

15/4/2020

Mateo 27.1-10
Proverbios 16.16
Proverbios 8.10-11
Proverbios 8.19
Salmo 19. 9-11

28. Proverbios 16.16

16/4/2020

Proverbios 16.16
Salmo 84 Reina Valera 1960

29. Salmo 84

17/4/2020

Salmo 84
Salmo 84 Reina Valera 1865
Proverbios 18.22

30. Proverbios 18.22

18/4/2020

Proverbios 18.22
Salmo 1 Reina Valera 1909

31. Salmo 1

19/4/2020

Salmo 1
2 Corintios 2.12-17

32. 2 Corintios 2.12-17

20/4/2020

2 Corintios 2.12-17 Reina Valera 1865
Juan 5.5-8 Reina Valera 1865

33. Juan 5.5-8

21/4/2020

Juan 5.5-8

34. Mateo 27.11-31

22/4/2020

Mateo 27.11-31
Proverbios 23.23 Reina Valera 1865

35. Proverbios 23.23

23/4/2020

Proverbios 23.23
Proverbios 24.10-12

36. Proverbios 24.10-12

24/4/2020

Proverbios 24.10-12
Isaías 25.1 Reina Valera 1960

37. Isaías 25.1

25/4/2020

Isaías 25.1
1 Pedro 5-8 Biblia del Oso 1569

38. 1 Pedro 5-8

26/4/2020

1 Pedro 5-8
2 Corintios 5.17

39. 2 Corintios 5.17

27/4/2020

2 Corintios 5.17
Santiago 2.8 RV 1960

40. Santiago 2.8

28/4/2020

Santiago 2.8

41. Proverbios 29.26

29/4/2020

Proverbios 29.26

42. Mateo 27.27-66

30/4/2020

1 Timoteo 3.14-16 RV 1865

43. 1 Timoteo 3.14-16

1/5/2020

1 Timoteo 3.14-16
Juan 5.24 RV 1960

44. Juan 5.24

2/5/2020

Juan 5.24

45. Hebreos 4.12-16

3/5/2020

2 Crónicas 7.14 RV1960

46. 2 Crónicas 7.14

4/5/2020

2 Crónicas 7.14
Eclesiastés 11.1-2 RV Contemporánea
Eclesiastés 11.1-2 RV 1865

47. Eclesiastés 11.1-2

5/5/2020

Eclesiastés 11.1-2

48. Mateo 28.1-20

6/5/2020

Colosenses 3.19 RV 1865

49. Colosenses 3.19

7/5/2020

Colosenses 3.19
Hechos 2.40-41 RV 1960

50. Hechos 2.40-41

8/5/2020

Hechos 2.40-41
Josue 1.9 RV 1960

51. Josue 1.9

9/5/2020

Josue 1.9

52. Juan 10.1-31

10/5/2020

53. Romanos 3.23

¡Muy importante!

11/5/2020

Romanos 3.23
Romanos 3.23 RV 1960
Romanos 6.23 RV 1960
Romanos 5.8 RV 1960
Romanos 10.9-17

54. Juan 5.40

12/5/2020

Juan 5.40

55. Marcos 1.1-8

13/5/2020

Hechos 8.1-8 RV 1909

 56. Hechos 8.1-8

14/5/2020

Hechos 8.1-8
Lucas 19.10 Reina Valera 1960

57. Lucas 19.10

15/5/2020

Lucas 19.10
Génesis 24.39-41 Reina Valera 1909

58. Génesis 24.39-41

16/5/2020

Génesis 24.39-41
Proverbios 17.16-17 Reina Valera 1909

59. Proverbios 17.16-17

17/5/2020

Proverbios 17.16-17
Lucas 18.15-17 Reina Valera 1960

60. Lucas 18.15-17

18/5/2020

Lucas 18.15-17
Filipenses 4.1-4 Reina Valera 1909

61. Filipenses 4.1-4

19/5/2020

Filipenses 4.1-4

62.   Marcos 1.9-11

20/5/2020

Marcos 10.17-22 Reina Valera 1960

63. Marcos 10.17-22

21/5/2020

Marcos 10.17-22
Éxodo 15.1-21 Reina Valera 1909

64. Éxodo 15.1-21

22/5/2020

Éxodo 15.1-21

65. 2 Corintios 5.11-19

23/5/2020

66. Marcos 1.12-13

24/5/2020

67. Marcos 1.14-15

25/5/2020

68. Juan 20.30-31

26/5/2020

Juan 20.30-31

Este libro presenta una presentación clara del Evangelio seguido del texto completo del libro de Juan con los siguientes pasos del discipulado para ayudar al lector:

69. Marcos 1.16-20

27/5/2020

70. Hechos 14.8-18

28/5/2020

Hechos 14.8-18
Salmo 10.1-4 Reina Valera 1909

71. Salmo 10.1-4

29/5/2020

Salmo 10.1-4

72.  Jueces 18.6

30/5/2020

Jueces 18.6

73.  Marcos 1.21-28

31/5/2020

74. 2 Reyes 18.3-5

1/6/2020

2 Reyes 18.3-5

75. Marcos 1.29-31

2/6/2020

Marcos 1.32-34

Marcos 1.35-39

76. Marcos 1.40-45

3/6/2020

77. 2 Pedro 2.1-3

4/6/2020

2 Pedro 2.1-3

78.  Salmo 119.9-16  

5/6/2020

Salmo 119.9-16

79. Mateo 5.1-12

6/6/2020

Mateo 5.1-12

80. Resumen de Marcos Capítulo 1

7/6/2020

81. Jeremías 15.1-3

8/6/2020

Jeremías 15.1-3
Hechos 23.11

82.  Hechos 23.11

9/6/2020

Hechos 23.11

83. Marcos 2.1-12

10/6/2020

84. 1 Tesalonicenses 5.1-11

11/6/2020

1 Tesalonicenses 5.1-11

85. Mateo 6.24

12/6/2020

Mateo 6.24

86. Proverbios 14.25

13/6/2020

Proverbios 14.25

87. Marcos 2.13-17

14/6/2020

88. Deuteronomio 30.11-14

15/6/2020

Deuteronomio 30.11-14

89. Juan 15.5

16/6/2020

Juan 15.5

90. Marcos 2.18-22

17/6/2020

91. Hechos 10.43

18/6/2020

Hechos 10.43

92. Filipenses 4.8-9

19/6/2020

Filipenses 4.8-9

93. Ester 6.4-6

20/6/2020

Ester 6.4-6

94. Salmo 100

21/6/2020

95. Juan 13.31-35

22/6/2020

Juan 13.31-35

96. 1 Corintios 16.13-14

23/6/2020

1 Corintios 16.13-14

97. Marcos 2.23-28

24/6/2020

98. Hechos 1.1-3

25/6/2020

Hechos 1.1-3

99. Isaías 40

26/6/2020

Isaías 40

100. Isaías 43.1-2

27/6/2020

Isaías 43.1-2

101. Marcos 3.1-6

28/6/2020

102. 2 Pedro 1.1-11

29/6/2020

2 Pedro 1.1-11

103. 1 Crónicas 4.9-10

30/6/2020

1 Crónicas 4.9-10

104. Marcos 3.7-12

1/7/2020

105. Oséas 4.1-6

2/7/2020

Oséas 4.1-6

106. 2 Tesalonicenses 2.16-17

3/7/2020

2 Tesalonicenses 2.16-17

107. Romanos 5.1-2

4/7/2020

Romanos 5.1-2

108. Marcos 3.13-19

5/7/2020

109. Colosenses 3.18-25

6/7/2020

Colosenses 3.18-25

110….

El Resumen de Marcos Capítulo 1

Marcos 1.1-8 Introducción y la predicación de Juan el Bautista

PRINCIPIO del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Como está escrito en Isaías el profeta: He aquí yo envío á mi mensajero delante de tu faz, Que apareje tu camino delante de ti. Voz del que clama en el desierto: Aparejad el camino del Señor; Enderezad sus veredas. Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo del arrepentimiento para remisión de pecados. Y salía á él toda la provincia de Judea, y los de Jerusalem; y eran todos, bautizados por él en el río de Jordán, confesando sus pecados. Y Juan andaba vestido de pelos de camello, y con un cinto de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre. Y predicaba, diciendo: Viene tras mí el que es más poderoso que yo, al cual no soy digno de desatar encorvado la correa de sus zapatos. Yo á la verdad os he bautizado con agua; mas él os bautizará con Espíritu Santo.

Marcos 1.9-11 El bautismo de Jesús

Y aconteció en aquellos días, que Jesús vino de Nazaret de Galilea, y fué bautizado por Juan en el Jordán. Y luego, subiendo del agua, vió abrirse los cielos, y al Espíritu como paloma, que descendía sobre él. Y hubo una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tomo contentamiento.

Marcos 1.12-13 La tentación de Jesús

Y luego el Espíritu le impele al desierto. Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, y era tentado de Satanás; y estaba con las fieras; y los ángeles le servían.

Marcos 1.14-15 Jesús empieza su ministerio

Mas después que Juan fué encarcelado, Jesús vino á Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, Y diciendo: El tiempo es cumplido, y el reino de Dios está cerca: arrepentíos, y creed al evangelio.

Marcos 1.16-20 Jesús empieza su primer iglesia local durante su ministerio.

Y pasando junto á la mar de Galilea, vió á Simón, y á Andrés su hermano, que echaban la red en la mar; porque eran pescadores. Y les dijo Jesús: Venid en pos de mí, y haré que seáis pescadores de hombres. Y luego, dejadas sus redes, le siguieron. Y pasando de allí un poco más adelante, vió á Jacobo, hijo de Zebedeo, y á Juan su hermano, también ellos en el navío, que aderezaban las redes. Y luego los llamó: y dejando á su padre Zebedeo en el barco con los jornaleros, fueron en pos de él.

Marcos 1.21-28 Jesús enseña en la sinagoga.

Y entraron en Capernaum; y luego los sábados, entrando en la sinagoga, enseñaba. Y se admiraban de su doctrina; porque les enseñaba como quien tiene potestad, y no como los escribas. Y había en la sinagoga de ellos un hombre con espíritu inmundo, el cual dió voces, Diciendo: ­Ah! ¿qué tienes con nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido á destruirnos? Sé quién eres, el Santo de Dios. Y Jesús le riñó, diciendo: Enmudece, y sal de él. Y el espíritu inmundo, haciéndole pedazos, y clamando á gran voz, salió de él. Y todos se maravillaron, de tal manera que inquirían entre sí, diciendo: ¿Qué es esto? ¿Qué nueva doctrina es ésta, que con potestad aun á los espíritus inmundos manda, y le obedecen? Y vino luego su fama por toda la provincia alrededor de Galilea.

Marcos 1.29 – 31 Jesús sanó a la suegra de Pedro

Y luego saliendo de la sinagoga, vinieron á casa de Simón y de Andrés, con Jacobo y Juan. Y la suegra de Simón estaba acostada con calentura; y le hablaron luego de ella. Entonces llegando él, la tomó de su mano y la levantó; y luego la dejó la calentura, y les servía.

Marcos 1.32-34 Jesús sanó a muchos cuando llegó la noche

Y cuando fué la tarde, luego que el sol se puso, traían á él todos los que tenían mal, y endemoniados; Y toda la ciudad se juntó á la puerta. Y sanó á muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y echó fuera muchos demonios; y no dejaba decir á los demonios que le conocían.

Marcos 1.35 – 39 Jesús se levantó muy de mañana para orar.

Y levantándose muy de mañana, aun muy de noche, salió y se fué á un lugar desierto, y allí oraba. Y le siguió Simón, y los que estaban con él; Y hallándole, le dicen: Todos te buscan. Y les dice: Vamos á los lugares vecinos, para que predique también allí; porque para esto he venido. Y predicaba en las sinagogas de ellos en toda Galilea, y echaba fuera los demonios.

Marcos 1.40-45 Jesús muestra compasión por un leproso.

Y un leproso vino á él, rogándole; é hincada la rodilla, le dice: Si quieres, puedes limpiarme. Y Jesús, teniendo misericordia de él, extendió su mano, y le tocó, y le dice: Quiero, sé limpio. Y así que hubo él hablado, la lepra se fué luego de aquél, y fué limpio. Entonces le apercibió, y despidióle luego, Y le dice: Mira, no digas á nadie nada; sino ve, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu limpieza lo que Moisés mandó, para testimonio á ellos. Mas él salido, comenzó á publicarlo mucho, y á divulgar el hecho, de manera que ya Jesús no podía entrar manifiestamente en la ciudad, sino que estaba fuera en los lugares desiertos; y venían á él de todas partes.

Presentación del plan de Salvación y el texto completo de Evangelio de Juan con ayudas para el lector.

Presentación del plan de Salvación y el texto completo de Evangelio de Juan con ayudas para el lector.

Parece que ha pasado una eternidad desde que comencé a trabajar en este proyecto. ¡Es un placer presentar este trabajo al mundo para ser usado para la gloria de Dios!

Este libro presenta una presentación clara del Evangelio seguido del texto completo del libro de Juan con los siguientes pasos del discipulado para ayudar al lector.

Este libro puede compartirse e imprimirse libremente siempre que el contenido no se modifique u omita y no se venda.

Nos gustaría agradecer a Ron Shea y Clear Gospel Ministries por permitirnos incorporar su folleto del Evangelio en este trabajo. Le recomendamos que consulte sus folletos del evangelio que están disponibles en varios idiomas en www.cleargospel.com

¿Debo Yo Recibir También El Bautismo Del Espíritu Santo?

Una repuesta a la pregunta:
¿Debo Yo Recibir También El
Bautismo Del Espíritu Santo?

¿Debo Yo Recibir También El Bautismo Del Espíritu Santo?

 A veces preguntan a un cristiano si él ha sido bautizado en el Espíritu Santo, o si su iglesia tiene el bautismo en el Espíritu Santo. ¿Como deberíamos contestar esta pregunta?

Muchas teorías han sido propuestas en cuanto a la naturaleza del bautismo con el Espíritu Santo. En vez de exponer éstas, haremos bien en examinar las referencias bíblicas a la inmersión en el Espíritu Santo. (La palabra griega para el bautismo siempre se refiere a la inmersión, a veces literalmente en agua o tinte, y a veces en el sentido figurativo. Ningún otro significado de la palabra se halla en el Nuevo Testamento o en la literatura clásica griega).

El bautismo en el Espíritu Santo fue profetizado por Juan el Bautista como un evento futuro en Mateo 3:11, donde está asociado con fuego: “El que viene tras mi, cuyo calzado yo no soy digno de llevar, es más poderoso que yo: él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Esta profecía aparece también en los pasajes paralelos que describan el ministerio de Juan. En Marcos 1:8 leemos: “Yo a la verdad os he bautizado con agua; pero él os bautizará con Espíritu Santo.” Lucas 3:16 nos dice, “Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Juan 1:33 identifica a Cristo como uno que tendría la autoridad de bautizar con el Espíritu Santo. “El que me envió a bautizar con agua, aquél me dijo: Sobre quien veas descender el Espíritu y que permanece sobre él, ése es el que bautiza con el Espíritu Santo.”

No hay citas adicionales en los Evangelios al bautismo con el Espíritu Santo. La próxima cita, en Hechos 1:5, no nos deja en duda cuando este evento prometido tomaría lugar. Cristo, antes de su Ascensión, dijo a sus apóstoles: “Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días.” ¿Que notable evento tomó lugar solo unos pocos días después de la Ascensión, 10 días para ser exacto? ¡El Pentecostés!

Ahora que hemos identificado el tiempo cuando el prometido bautismo con el Espíritu Santo tomó lugar, podemos examinar la naturaleza de ese evento. Así como Juan el Bautista profetizó, ello fue asociado con fuego; no un fuego literal, sino lenguas repartidas como de fuego, Hechos 2:3. Hubo un estruendo como de un viento recio, Hechos 2:2. Los discípulos hablaron en otras lenguas, Hechos 2:4. Estas no eran lenguas desconocidas, celestiales, incomprehensibles a los hombres; mas bien, eran lenguas usuales extranjeras, comprendidas claramente por los que estaban en la audiencia, Hechos 2:8-11.

¿Debería este gran evento de Pentecostés ser reproducido por las iglesias de hoy? No hay mención en la Biblia o en la historia eclesiástica de una repetición del Pentecostés, ni ningún mandamiento de Dios para que nosotros deberíamos reproducir este evento. Cualquier iglesia que profesa reproducir el Pentecostés debería verificar y checar para ver si todas las señales son duplicados: el estruendo como de un viento recio; las lenguas repartidas, como de fuego; y la proclamación del Evangelio en los idiomas actuales no comprendidos por los que hablan.

No solo el Pentecostés nunca ha sido reproducido, pero es un evento histórico de una sola vez, el cual por su naturaleza no requiere reproducción. No esperamos ver la reproducción de la separación de las aguas del Mar Rojo por ninguna iglesia actual; ello fue solo un evento de una sola vez el cual sirvió el propósito de sacar a los Israelitas de la esclavitud egipcia. Necesitamos aprender las lecciones de esta intervención milagrosa por Dios en la historia humana, y vivir de acuerdo a esas lecciones, pero no necesitamos reduplicar el evento mismo.

¿Qué gran propósito histórico se ha logrado con el bautismo en el Espíritu Santo en el día de Pentecostés? Los discípulos en ese entonces recibieron el poder para su ministerio cristiano, Hechos 1:8, pero el Espíritu aun todavía nos reviste con poder para testificar hoy sin ningunas visibles o milagrosas manifestaciones. Había más acerca del bautismo con el Espíritu Santo que eso. En el Pentecostés el Espíritu Santo apareció visiblemente a los hombres para dar su sello público de aprobación sobre una nueva institutión que Dios ha ordenado, a través de la cual toda Su obra en la tierra sería hecha; La Iglesia.

Había dos instituciones previas que Dios estableció con la intentión de que toda la adoración y servicio del pueblo de Dios sea conducido a través de ellas; éstas eran el Tabernáculo de Moisés y el Templo de Salomón. El Espíritu Santo apareció públicamente y visiblemente en la inauguración del Tabernáculo (Exodo 40:34-35) y del Templo (1 Reyes 8:10-11) para mostrar a todos los hombres que Dios aprobó y endorsó estas instituciones, y una de tales manifestaciones del Espíritu Santo era suficiente en cada caso. No debería sorprendernos que el Espíritu Santo endorsó la Iglesia de igual manera pública en Hechos 2.

Debería hacerse claro que la Iglesia que el Espíritu Santo endorsó en el día de Pentecostés era la institución de la iglesia local, no la que es llamada “la iglesia mística, invisible, universal,” un concepto no escriturario que es contrario a todo lo que el Nuevo Testamento enseña sobre el tema de la Iglesia. “La Iglesia Universal,” concebida por sus adherentes, es una entidad que no puede existir porque es inerte, inútil, que no puede congregarse, bautizar, conmemorar la Cena del Señor, disciplinar miembros ni recibir los diezmos. La Iglesia de Jerusalén hizo todas estas cosas.

También, deberíamos evitar el error de creer que el día de Pentecostés era el día del nacimiento de la iglesia como algunas caprichosamente declaran. No hay base escrituraria para tal declaración. La Iglesia en Jerusalén añadió 3000 miembros en el día de Pentecostés, Hechos 2:41. No se puede añadir a algo que aun todavía no existe. En Hechos 1, antes del Pentecostés, vemos una reunión organizada de la iglesia en Jerusalén, cuando Matías fue escogido para servir como un apóstol. El hecho que Jesús dio a sus discípulos instrucciones para la disciplina en la iglesia, Mateo 18:17, aconsejándoles a decirlo a la iglesia sin explicarles lo que la iglesia era, demuestra que la Iglesia ya existía – fue fundada por Cristo.

Después de examinar la naturaleza y el propósito del bautismo con el Espíritu Santo en el día de Pentecostes, ahora procedemos a la siguiente (y última) cita escrituraria del bautismo con el Espíritu Santo. En Hechos 11:16 el apóstol Pedro, defendiendo su decisión de recibir a los gentiles convertidos de Cesarea como hermanos y de bautizarlos, dijo, “Entonces me acordé de lo dicho por el Señor, cuando dijo: Juan ciertamente bautizó en agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo.”

Si Pedro estaba declarando que el dar el Espíritu Santo a Cornelio y sus compañeros en Hechos 10:44-45 era otro caso del bautismo con el Espíritu Santo, o meramente comparando este evento a lo que él experimentó en el día de Pentecostés, no se hace claro aquí. Lo que es claro es que el Espíritu Santo por gracia cayó sobre los gentiles convertidos, los primeros históricamente, con el fin de demostrar públicamente la aceptación divina de los gentiles en la familia de Dios, para que así los cristianos hebreos puedan aceptarlos también. Este evento, como el del Pentecostés, era un evento histórico de una sola vez que no necesita, y no puede, ser reduplicado por las iglesias de hoy. Debe haber una primera vez solo para cualquier cosa.

Hemos llegado al final de todas las citas escriturarias al bautismo con el Espíritu Santo; no hay otras. Algunos han identificado el episodio de Hechos 19:1-7, donde Pablo rebautizó a ciertos discípulos de Efeso, como un caso del bautismo del Espíritu, pero deberíamos proceder con precaución, ya que tal término no se usa en el pasaje. En vez de argumentar sobre que término aplicar para esta manifestación del poder del Espíritu Santo, nosotros haremos bien en considerar la lección principal de esta pasaje – la importancia del bautismo apropiado.

El bautismo, para que sea válido, necesita cumplir con estos cuatro requisitos. 1. El modo apropiado (inmersión). 2. El sujeto apropiado (un creyente). 3. El propósito apropiado (para mostrar nuestra obediencia como discípulos de Jesús, no para salvarnos). 4. Un administrador apropiado (un representante escogido por una iglesia local nuevotestamentaria, quien no necesita ser necesariamente un ministro ordenado).

De alguna manera el bautismo de los discípulos de Efeso era deficiente. Ya que ellos no sabían quien era el Espíritu Santo, ellos probablemente no eran salvos cuando fueron bautizados. Aparentemente fueron bautizados por un cristiano independiente sin la autorización de un iglesia local, en contrasto con Pablo quien ha sido enviado por la iglesia de Antioquía, Hechos 13:1-3. Apolos ha sido sugerido como el responsable.

Cualquiera que haya sido el problema, Pablo no acordó de ignorarlo, pero insistió que el problema se corrigiera. A veces erróneamente se declara que no había rebautizadoras o Anabautistas antes del siglo 16, pero los que dicen esto se han olvidado de Pablo. Los discípulos de Efeso obedientemente acordaron ser bautizados por Pablo cuando ellos descubrieron que su bautismo previo era deficiente, y el Espíritu Santo públicamente dio su sello de aprobación sobre su acto de sumisión.

(Hechos 19:1-7 ha sido distorcionado por algunos que alegan que el bautismo de Juan no era cristiano y no es para esta dispensación. Esta noción esta basada sobre la falsa suposición de que los discípulos de Efeso, siendo alejados geográficamente y por tiempo de Juan el Bautista, fueron bautizados verdaderamente por él. El pasaje absolutamente no dice tal cosa. Pablo tuvo nada pero bueno de decir acerca del bautismo de Juan, Hechos 19:4. El hecho que Jesús y los apóstoles, los fundadores del cristianismo, fueron satisfechos con el bautismo de Juan y no buscaron un bautismo más moderno, debería ser suficiente para probar que el bautismo de Juan es para esta dispensación).

Hemos examinado ya todas las citas de la Biblia acerca del bautismo en el Espíritu Santo. Debería ser observado, sin embargo, que hay algunos quienes interpretan 1 Corintios 12:13 “(Porque por un solo Espíritu fuimos bautizados en un cuerpo . . . )” como una referencia al bautismo en el Espíritu Santo. Tal interpretación introduce una tremenda confusión en lo que de otro modo es una clara comprensión acerca de este tema. El alegado bautismo del Espíritu Santo de 1 Corintios 12:13, tal como conciben los que interpretan así, es privado, individual, sin el fuego y sin manifestaciones externas, y ocurre en el momento de la salvación. ¿Como puede ser reconciliado este concepto con el bautismo en el Espíritu Santo de Hechos 2, el cual fue público, colectivo, con manifestaciones externas y fuego, apareciendo sobre los que ya eran creyentes convertidos?

Esta dificultad se elimina totalmente cuando reconocemos que el bautismo mencionado en 1 Corintios 12:13 es nada más que el bautismo en agua. Muchos expositores no creen aun que el Espíritu Santo se menciona de alguna manera en este versículo. Ellos dicen que enseña que los que son miembros de una iglesia local, o el cuerpo de Cristo, han llegado serlo en unidad de espíritu a través del bautismo de agua. Otros dicen que el Espíritu Santo está en vista aquí, y que el Espíritu nos conduce y nos da el poder para llegar a ser miembros (bautizados en agua) de una iglesia local. Cualquier interpretación cuadra bien con el contexto de la enseñanza del Nuevo Testamento. La noción de un bautismo en el momento de conversión de ninguna manera cuadra. El Espíritu Santo entra en los creyentes en el momento de conversión, para así morar dentro de todos los creyentes (Romanos 8:9-16), pero nunca se nos dice que el Espíritu Santo bautiza a los creyentes en el momento de su conversión. Según Efesios 4:5 hay un solo bautismo. Esto debe ser el bautismo de agua, lo cual la Biblia enseña; no el bautismo del Espíritu, lo cual la Biblia no enseña ni menciona.

Podemos concluir, de nuestro estudio de todo lo que el Nuevo Testamento enseña acerca del bautismo en el Espíritu Santo, que esto era un glorioso evento histórico por medio del cual Dios autenticó Su iglesia en el comienzo de su ministerio, después de la Ascención de Cristo. No hay absolutamente ningún mandato para las iglesias de hoy para duplicar este evento, o para que individuos busquen para ser bautizados con o por el Espíritu Santo, en el momento o después de la conversión.

¿Significa esto que nosotros rechazamos el ministerio, los dones y la plenitud del Espíritu Santo para esta edad? De ninguna manera. Se nos manda que seamos llenos del Espíritu Santo, Efesios 5:18, y nosotros deberíamos estar dispuestos a recibir todos los dones que el Espíritu Santo desea otorgarnos en estos últimos tiempos.

Nosotros ya estamos listos para llegar a la conclusión de este asunto, y contestar la pregunta hecha al principio de este tratado: “¿Ha recibido Ud. el bautismo en el Espíritu Santo?” Que respondamos siempre con un corazón humildemente examinado, para que nos entreguemos totalmente al Espíritu y seamos guiados por El en todos los aspectos de nuestras vidas.

Pero para aquellos que desearían saber nuestra relación a la doctrina bíblica del bautismo en el Espíritu Santo, ellos harían bien en parafrasear la pregunta de esta manera: “¿Es Ud. un miembro de una iglesia local de igual fé y práctica como la Iglesia de Jerusalén, y así ser parte de esa institución divina que Dios validó y autenticó con el bautismo en el Espíritu Santo?”

Su respuesta a esa pregunta es afirmativa, si su iglesia ha continuado en la doctrina de los Apóstoles (Hechos 2:42) y requiere inmersión para la membresía (Hechos 2:41). Si Ud. se encuentra en una iglesia como esa, no necesita salirse en busca del bautismo en el Espíritu Santo. Rinda su vida completamente al Espíritu Santo, para que El lo use más abundantemente en la iglesia donde Ud. se encuentra.


(Porción del Folletito:  

Como deberíamos contestar esta pregunta:

¿Ha Recibido Usted El Bautismo Del Espíritu Santo?

Escrito por Thomas Williamson

Traducido por Pedro B. Durik)


Descargue el PDF para imprimir: