¿Llamado por Dios y después encarcelado?

Hechos 16:11-40

Es muy interesante a mi que casi inmediatamente después de recibir el llamado de Macedonia, encontramos Pablo y su compañero Silas en una cárcel en cadenas, después de ser azotado muchas veces.  Pero no encontramos a ellos preocupados de la mañana o enojados por causa de sus dolores o por ser maltratados injustamente o por ser entregado a una cárcel por medio de  hombres codiciosos de ganancias deshonestas.  Encontramos a Pablo y a Silas a medianoche, orando y cantando himnos a Dios.  

¡Ellos Cantaban a Dios!  
¡Todos los que estaban presos los oían!

Ellos no se fueron a Filipos para visitar o tener una vacación.  Son siervos de Dios buscando su voluntad en todo.  En medio de las problemas ellos todavía estaban compartiendo Cristo.  Si ellos no escuchaban al llamado para ir y si no había traspasado así todas las cosas, el carcelero, su familia y todo los presos no tenían oportunidad para escuchar como ser salvo.  

¿En su vida ahora, cual cosas está usando Dios para recibir gloria en maneras que a nosotros no son óptimos o no son nuestras preferencias? 

Recuerda que si Dios ha llamado a usted, el va a apoyarle para cumplir el propósito que el tiene.  

¡Al fin, Dios va a recibir toda la honra y toda la gloria!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *